Hay diez mandamientos, muy fáciles de seguir, para conseguir que tu hijo odie la lectura. A saber:

1- Lee niño, no mires televisión.
2- Yo leería libros de gran calibre, si tuviera tiempo libre.
3- Como sigas así de maleta, te mando a la biblioteca.
4- Desarrolla tu cacumen, dame del libro el resumen.
5- El libro es educación, nada de juego y recreación.
6- Lee, niño, libros de conocimiento, no sólo cuentos.
7- Lee niño para que aprendas gramática y redacción.
8- Los libros son la verdad, los comics, violencia y maldad.
9- Niño, no debes jugar, lee un libro y a no molestar.
10- Saca niño una moraleja: todo libro una lección deja.

Como habrás imaginado ésto no es más que un decálogo para hacernos reflexionar 🙂 El artículo completo es mucho más extenso pero merece la pena leerlo. Está escrito por Mercedes Falconí Ramos y lo puedes leer aquí (necesitas tener instalado Acrobat Reader, si no lo tienes lo puedes descargar, es gratuito).

Anuncios