Narices

Los niños pueden diferenciar más olores que los adultos.

La nariz y la lengua trabajan juntas para degustar la comida. Tu nariz le dice a tu cerebro cómo huele la comida. Tu lenga está cubierta de papilas gustativas (10.000 papilas que perciben qué es dulce, ácido, amargo o salado).

Podemos distinguir más de 3.000 olores distintos, pero un perro llega aproximadamente a los 3.000 millones (increíble, ¿eh?).

No todos los cuerpos poseen olor. Los que lo poseen se llaman odoríferos y los que no tienen olor, inodoros.

Anuncios