Alfredo nació en Carabanchel unos cuantos años antes que Manolito Gafotas. Deja los estudios al terminar el bachillerato. Empieza a trabajar. Sus trabajos son tan aburridos y tiene tantas ganas de ser escritor que se matricula en filología española. Al cumplir los 30 escribe sus dos primeros libros para niños. Con dudas, presenta uno de ellos, “Las palabras mágicas”, al premio Barco de Vapor. Queda segundo y le publican el libro. A partír de ahí empieza a sentirse más a gusto escribiendo literatura infantil y ya no para de publicar libros -lleva más de 100-. No piensa dejar de escribir hasta que cumpla 137 años.

Algunos de sus libros más chulos son “El monstruo y la bibliotecaria”, “El cartero que se convirtió en carta”, “La gota de lluvia”, “El tesoro del barco fantasma”, “Barro de Medellín”. Acércate a la biblioteca, tenemos muchos libros suyos.

Anuncios